Cómo puede el departamento de TI pasar de cero a héroe

Por primera vez, el poder de la toma de decisiones en el campo tecnológico está en manos de aquellos que van a utilizar las soluciones implementadas“, dice Aaron Levies. Y es cierto. Hace unos días publicamos un post explicando las nuevas estrategias que los CIOs tienen que aplicar en sus propias empresas con el fin de aprovechar las nuevas tecnologías para mantener el sistema bajo control y permitir a los usuarios llevar sus aplicaciones de “consumidor” al trabajo. El artículo escrito por Levies, “Cómo puede el departamento de TI pasar de cero a héroe“, quiere ayudar a los departamentos de TI a responder esta pregunta: ¿cómo podemos dejar que la tecnología avance en nuestras organizaciones, una tecnología que fundamentalmente mejora los resultados de negocio, y al mismo tiempo mantener cierta apariencia de una estrategia de TI coherente?

El artículo identifica algunos puntos clave:

  •     La adopción es hoy fundamentalmente diferente de la compra
  •     El director de IT o CIO tiene dos opciones: autorizar el uso de la herramienta y evaluarla para una implantación posterior, o bloquearla, con riesgo a una caída en la productividad y consecuencias asociados de negocios.
  •     Las empresas necesitan una nueva metodología para la gestión de implementación de software empresarial manteniendo un estricto control sobre la selección de tecnología, y lo menos posible sobre el uso de la tecnología. Un estricto control de la selección de tecnología asegura a una gran organización no terminar con cientos de esfuerzos inconexos y entornos de implementación fragmentados de la tecnología.
  •     Es obligatorio cambiar el concepto de la compra: la adquisición sobre la base de relaciones con los proveedores existentes y la consistencia del sistema – y evitar un poco de caos y de pruebas de usuario – es la causa principal del problema con la tecnología de las empresas de hoy: es lento, torpe, y a los usuarios no les gusta.
  •     La tecnología no ha sido casi nunca llevada al límite de sus posibilidades. Esto está cambiando, y rápido. Para hacerlo los fabricantes de software tienen que poner mucho más esfuerzo que nunca en la construcción de soluciones que no fallen a sus clientes y sean satisfactorias para grupos de usuarios grandes.

Puede parecer poco realista pensar en los profesionales de TI como los héroes de una organización. Ellos no pertenecen al departamento que trae más dinero, o construye los productos o servicios que su empresa vende. Y, sin embargo, el departamento de TI alimenta fundamentalmente todas las actividades en los niveles más bajos de cómo opera nuestro negocio en el entorno competitivo actual. Pensemos en ello!

Leave a Reply